Energías a base de combustibles fósiles

petroleo_favorita_88

Una gran parte de la energía utilizada en la actualidad se obtiene a través de los combustibles fósiles.

Los combustibles fósiles son el petróleo, el carbón y el gas natural, formados millones de años atrás, a partir de restos orgánicos de plantas y animales muertos.

Hoy en día se los emplea para generar electricidad, como combustible de los medios de locomoción y transporte, para calefaccionar ambientes y cocinar.
Los combustibles fósiles son recursos naturales no renovables: esto significa que todo el combustible empleado no se regenera y no se puede reponer.

A lo largo de millones de años de evolución de nuestro planeta, los restos de los seres vivos que lo habitaron en sus diferentes eras geológicas, se fueron acumulando en el fondo de lagos y mares, y luego fueron cubiertos por capas sedimentarias. Después de millones de años, las reacciones químicas relativas al proceso de descomposición, sumadas a la presión ejercida por el propio peso de las capas, fueron transformando esos restos orgánicos en petróleo, gas, o carbón.

Los combustibles fósiles se extinguirán en algún momento, y probablemente sea necesario que pasen otros millones de años de evolución similar para que se vuelvan a producir.

carbon

El petróleo es un líquido oleoso compuesto de diversas proporciones de hidrógeno y carbono. Se puede encontrar entre los 500 y 4000 metros de profundidad. Este combustible es utilizado por el hombre desde la antigüedad: los romanos lo utilizaban como combustible para alumbrar, y los egipcios lo empleaban para facilitar la conservación de las momias.  En la actualidad, la industria petroquímica y las refinerías extraen diferentes componentes del petróleo para diversas aplicaciones: naftas, gas licuado, diesel, lubricantes, y gran cantidad de subproductos que son útiles para la fabricación de pinturas, plásticos, detergentes, productos de cosmética, fertilizantes y muchos otros artículos.

controlador_flujo_explotacion_petroleo_gas_natural

El carbón que conocemos como carbón mineral es el combustible fósil que se menciona aquí. Se obtiene de las minas subterráneas, y no necesita ser refinado para su utilización.  En un futuro se estima que el consumo de carbón descienda gracias al mayor uso de gas natural.

El gas natural, – que también se halla bajo tierra generalmente junto al petróleo -, está compuesto en gran parte por metano, un compuesto químico hecho de átomos de carbono e hidrógeno.  Se extrae a través de tuberías, y se almacena en tanques en forma directa. Luego se distribuye a los consumidores mediante gasoductos. Antes de que sea consumido, es mezclado con una sustancia que le aporta un olor fuerte y desagradable, ya que es incoloro e inodoro, y en el caso de una fuga de gas, las personas no podrían darse cuenta de su presencia en al aire.

Fuente: Wikipedia

Tags: , , , , , , , ,

Publicado en

Energías Renovables y Biocombustibles

.

Un Comentario

  • andrea dice:

    hola yo soy andrea y visito esta pagina porque en mi escuela estamos trabajando con este tema q es muy interesante

Deje su comentario