El auge de la energía solar

Además de la energía solar que se usa para generar electricidad a partir de sistemas fotovoltaicos, también está presente la energía proveniente de los colectores termosolares, utilizados sobre todo para calentar agua, pero también edificios.

Vale decir que el 68% de las instalaciones que funcionan en todo el mundo están en China, donde desde un primer momento el gobierno estimuló a las empresas para que fabricaran colectores, puesto que la calefacción solar es más barata que la que se alimenta de gas o gasóleo, puntualmente para las capas sociales más pobres.

Junto con China, otros grandes mercados a nivel mundial son Alemania, Austria, Grecia, Turquía, Japón e Israel, quien se convirtió, hace 30 años, en el primer país en obligar a que los edificios de nueva construcción dispusieran de instalaciones de agua caliente.

Las instalaciones termosolares pueden llegar a satisfacer hasta el 60% de la demanda de energía necesaria para agua caliente y calefacción, dependiendo de la región en la que se encuentre.

El mecanismo es el siguiente: los rayos del Sol son absorbidos por un colector plano o en forma de tubo conectado a un depósito de agua caliente. Un transmisor de calor -agua o aire- circula entre ambos sistemas. Cuando la temperatura del colector sobrepasa en unos grados a la que se registra en el depósito de agua, una bomba de circulación comienza a funcionar. El transmisor lleva el calor del Sol al depósito y es devuelto de nuevo al colector, donde comienza otra vez el circuito de calor.

El mercado de la energía solar térmica está en auge. De hecho, en 2008 creció alrededor de un 40% debido al encarecimiento del precio del petróleo, y se espera que para los próximos años crezca entre un 15% y un 20% anual.

MILLONES DE USUARIOS

Se estima que cerca de 60 millones de hogares en todo el mundo aprovechan la energía solar para calentar el agua que consumen. Es que las instalaciones solares de agua caliente y calefacción producen más energía que el conjunto de centrales eléctricas geotérmicas, fotovoltaicas y termosolares: 174 teravatios-hora anuales. Una cantidad que correspondería a la demanda de electricidad de un país como Polonia hasta el año 2020.

La energía solar térmica es, junto con la eólica, el mayor motor de cambio del sector energético. No obstante, países con gran potencial en energía solar como Italia o España han descuidado potenciar dicha tecnología durante mucho tiempo.

 Fuente: Diario Clarín

Tags: , ,

Publicado en

Energías Renovables y Biocombustibles

.

Deje su comentario