Centrales hidroelectricas: 3 nuevos sistemas no invasivos

En la actualidad las centrales hidroeléctricas se pueden considerar como la nuestra mayor fuente de energía renovable. Sin embargo la construcción del infraestructura en muchas ocasiones genera un negativo sobre los ecosistemas que los rodean.

Por suerte se desarrollaron tres sistemas que son menos invasivos para lograr un equilibrio entre el aprovechamiento de energía hidráulica y no dañar el medio ambiente.

Uno de los sistemas más conocidos es el de la empresa norteamericana Verdant Power. El sistema se llama Free Flow Kinetic Hydropower System. La idea principal de este sistema es utilizar turbinas pero colocarlas en el lecho de ríos u oceanos.

Los beneficios de este equipo es son invisibles desde la superficie, no hacen ruido, y su diseño permite cambiar las turbinas de posición de manera de ajustarse a la dirección de la corriente del agua y además el mantenimiento que hay que realizar es mínimo.

Hasta el momento se instalaron 6 turbinas en el East River de la ciudad de Nueva York, las cuales proporcionaron 70MWh de energía durante 9000 horas de funcionamiento.

Los únicos defectos que pueden atribuirse a este sistema de turbinas es que resulta delicado y costoso por su ubicación subacuática.

El otro sistema es el Marine Current Turbines. En este caso también se utilizan unidades que tienen dos rotores con un diámetro de 16m y una velocidad de 14,3 rpm. Estas turbinas se colocan en el lecho de un río o mar, aunque su torre sobresale de la superficie del agua.

En el Reino Unido se instaló una de estas unidades y durante el 2008 generó 3800 MWh de energía limpia. Esta producción energética representa un ahorro de emisiones de 1695 toneladas de CO2 para ese país.

Por último está el sistema  Ocean Renewable Power Company (ORPC). En este caso las turbinas tienen un diseño helicoidal que permite aprovechar las mareas o la corriente de un río siempre y cuando estas excedan una velocidad de 1,8 nudos (3,3 km/h).

Es importante destacar que las cuchillas de las turbinas están fabricadas con materiales especiales, resistentes a la corrosión que puede provocar el agua salada.

Otro de los puntos a favor de este sistema es que está diseñado para funcionar con corrientes de ambos lados, y además debido a la mínima altura que tienen casi no interfieren en la navegación.

Además cabe remarcar que no tiene engranajes, por lo que su mantenimiento es muy simple ya que no requiere lubricación, lo que a su vez no genera ningún riesgo de contaminación al agua.

Los tres sistemas poseen como ventaja que son poco invasivos para los ecosistemas, aunque cabe destacar que la cantidad de unidades requeridas para alimentar ciudades enteras abarcaría una superficie extremadamente amplia.

Tags: , , ,

Publicado en

Energías Renovables y Biocombustibles

.

Deje su comentario